La multiplicación de la demanda de servicio eléctrico ha tomado un movimiento ascensional, debido al crecimiento explosivo de las poblaciones, que exigen a su vez la expansión de las fuentes de energía, hecho que conlleva lógicamente a requerir de un servicio oportuno y completo de mantenimiento de instalaciones eléctricas que puede ser demandado tanto en Madrid como en sus aledaños, pues, para transportar electricidad se debe de contar con líneas especiales con capacidad para sostener voltios, requisito ineludible para comenzar o continuar disfrutando de los beneficios del sistema eléctrico y en cada una de sus etapas se debe velar por el idóneo funcionamiento de todos los elementos y procesos implicados en la vida del sistema.

Por supuesto, cabe destacar que para que el mantenimiento de instalaciones eléctricas funcione sin demora, con toda agilidad y precisión que se espera de él, es indispensable el contar dentro del cuerpo de trabajo con un órgano ejecutor irremplazable en sus funciones, que no es otro que el compuesto por los electricistas.

Son estos profesionales los llamados a preservar el buen funcionamiento del sistema eléctrico, que como es natural, predecir nunca cesará en su expansión y desarrollo debido a que la tendencia actual demuestra que la demanda por fuerza eléctrica está aumentando a ritmo cada vez más acelerado, debido a que proliferan nuevas industrias de productos y servicios, empresas de consumo masivo, mayor necesidad de alumbramiento por sesiones más amplias de terreno a iluminar, velocidad en la conectividad de equipos tecnológicos, entre otros diversos dispositivos que se crean o perfeccionan día con día a la medida que gana terreno el sector tecnológico y lo que por supuesto, va a requerir el uso de mayor cantidad de energía eléctrica y de los servicios de los electricistas que asegurarán el buen fluir de la electricidad por toda la estructura eléctrica de la ciudad.